8 Consejos para evitar discusiones de pareja

Todas las parejas discuten, unas con más intensidad y constancia que otras. Hay quienes discuten abiertamente con gritos e insultos, otros prefieren hacerlo en privado. Sea cual sea el método, el resultado es sentimientos heridos e inconformidad y debemos aprender a cómo evitar las discusiones.

como_evitar_discusionesEs difícil no discutir, especialmente cuando vives con otra persona que aunque amas, es diferente a ti. Lo importante de todo es aprender a discutir de manera constructiva, sin exasperaciones, gritos o insultos,  hacer valer tus puntos de vista de una manera adecuada con palabras que no hieran a tu ser amado. Aquí algunos consejos que te ayudaran a no tirar por la borda tu relación por un momento de ira.

  1. Evita las acciones que de antemano sabes que molestan a tu pareja. Recuerda no hacer a los demás lo que no quieres que te hagan.
  2. Habla de tus sentimientos antes de enojarte. No esperes a llegar al límite de lo que puedes soportar para decir lo que te molesta y no te agrada. Esta práctica ayuda a fortalecer tu relación y la comunicación con tu pareja y te evita muchos malos momentos y futuros problemas.
  3. Escucha a tu pareja. Este simple acto puede hacerte entender cuál es la raíz del problema y ayudarte a ponerle un alto antes de que sucedan
  4. No discutas enojada. Cuando estamos llenos de ira decimos cosas sin pensar y tomamos decisiones a la ligera de las que luego podemos arrepentirnos sin tener vuelta atrás.
  5. No levantes la voz. Una acción trae una reacción, al levantar la voz, estas dando paso a que tu pareja levante también su voz, lo que dificulta el flujo de comunicación.
  6. Durante una discusión solo trata el tema por el que ya difieren y evita traer temas pasados que no tienen nada que ver con la conversación en cuestión. No guardes viejos resentimientos.
  7. Escoge bien tus palabras ante cualquier argumento. La rabia nos hace decir cosas que no siempre sentimos, que van deteriorando poco a poco una relación.
  8. Dile no a las amenazas, chantaje y provocaciones. Cuando tu pareja recurra a estos recursos para hacerte ceder ante lo que él quiera, termina el argumento inmediatamente y aléjate. Luego retoma la conversación  cuando las cosas se hayan calmado.

Las relaciones son complejas, pero si la llevamos de la mejor manera posible, se convierten en uno de los regalos más lindos que nos ha dado Dios, el amar y ser correspondido. Si ya tienes una, ¡Cuídala! ¡Aliméntala! ¡Vívela!

Foto: © Junial Enterprises – Fotolia.com

Comments

  1. says

    Excelentes consejos! Cuando estamos enojados es muy difícil recordar lo importante que es pensar con cabeza fría.

  2. says

    Estan muy buenos estos consejos, aveces no nos damos cuenta de la importancia de evitar las discusiones o al menos, intentar que sean constructivas. No es facil pero….

  3. Reina - Soy Mamá en Casa says

    Muchas gracias por los consejos

  4. says

    Como tu lo memecionas las discuciones son algo de todos los matrimonios, pero creo que siguiendo estos consejos las podemos evitar, yo en lo personal solia explotar, ahora cuando me molesto en lugar de discutir cuento hasta 1000 (jijiji) y pienso no 2 sino 3 veces antes de explotar.

  5. mmmachuca says

    Muy buenos consejos. Muy importante el punto número tres. Hay que aprender a escuchar y ponerse en el lugar del otro.

  6. says

    Yo antes era tan impulsiva, que no pensaba antes de hablar y terminaba diciendo cosas sin querer. Menos mal que me controlo ahora y cuando me siento muy enfadada, prefiero esperar y después expresarme cuando estoy calmada.
    Buenísimos consejos, Alejandra!

Gracias por tu comentario: