Pequeños momentos que hacen única la maternidad

Este artículo es parte de una campaña patrocinada por Johnson’s® y Latina Bloggers Connect. Las opiniones expreseadas no han sido influenciadas por terceros.

#somuchmore_maternidadDesde que salí embarazada he recibido muchos consejos de amigas de cómo criar y educar a mi bebé, pero el que menos me ha gustado es el clásico: “No cargues mucho a tu bebé para que no se malcríe”. Entiendo que hay que crear bases sólidas desde el inicio en cuanto a las rutinas y a lo que quieres conseguir de tu bebé, pero no creo justo que un bebé y su madre deban privarse de estar juntos por razones sin fundamentos. Ambos necesitan esos pequeños momentos.

Mi bebé pasa alrededor de 9 horas diarias en la guardería y cuando nos reencontramos cada día, solo queremos estar uno al ladito del otro, es donde empieza la hora en que solo compartimos él y yo. Jugamos, cenamos, un baño, nos reímos, leemos un cuento, lo acurruco para dormir mientras lo meso y le canto. Aunque para mí sería más fácil ponerlo en la cuna a tomar su leche y dejar que se duerma solo, pero prefiero darle el gusto de que se quede dormido en mis brazos.

Estudios han demostrado que para cuando un niño alcanza los 3 años de edad, el 85% de su cerebro se ha desarrollado y por eso es tan importante conectarse con los bebés desde su nacimiento. Tan solo con sostenerlo desnudo piel con piel, ya es beneficioso. El tiempo del baño también es importante para su desarrollo, pues cuando varios sentidos trabajan al mismo tiempo, mientras el bebé toca, huele o juega con burbujas, se estimula el proceso de aprendizaje en el cerebro y la hora del baño es el mejor momento para estos ejercicios.

Si eres como mis amigas y aun no estás convencida de si se debe cargar mucho a un bebé, en la siguiente grafica informativa puedes ver más datos que favorecen mi punto de vista.

Infografic

Entonces… ¿Por qué tantas personas están a favor de que los bebés no se deben cargar mucho? Para mí, esos momentos son únicos y sé que para él también lo son. ¡Los disfrutamos! Es nuestro espacio, nuestro tiempo, es sagrado y no lo cambiaríamos por nada. A nosotros si nos funciona y así queremos que siga nuestra rutina. ¡Momentos como esos son los que hacen única la dicha de ser mamá!

Si aun despues de haber leido todo lo anterior, sigues in querer cargar a tu bebé, entoncess te invito a que veas este video y compruebes lo feliz que son los pequeños cuando tienen contacto con sus padres. Al fin y al cabo, eso es lo que queremos tener, bebés felices.

This is a sponsored campaign in collaboration with JOHNSON’S® and Latina Bloggers Connect. However, all opinions expressed are my own.

Gracias por tu comentario: