natural cures for arthritis

Violencia Doméstica: “18 signos de que debes escapar”

La violencia doméstica es un crimen. Es un patrón de comportamiento controlado que puede incluir abuso físico, sexual y emocional, suele convertirse en un circulo vicioso tanto para el agresor como para la (as) váctima (as) y deja grandes secuelas tanto en niños como en adultos. Si tu esposo, novio, compañero, novia, algún miembro de tu familia, alguien con quien has vivido en el pasado o alguien a quien le has dado hijos te trata de forma poco apropiada e impermisible, probablemente estés siendo victima de violencia domestica. ¿Cómo darte cuenta? Aquí te puntualizo algunos ejemplos que te ayudaran a aclarar tus dudas:

  1. Te golpea, empuja, cachetea, pega, estrangula o te hace cualquier otro tipo de ataque.
  2. Te maldice, grita o se refiere a ti con nombres ofensivos.
  3. Amenaza con matarte a ti o a uno de tus seres queridos.
  4. Amenaza con hacerte daño a ti o a tu mascota.
  5. Te obliga a tener relaciones sexuales.
  6. Te amenaza con reportarte a la policía.
  7. En caso de ser inmigrante ilegal en el país donde vives, te amenaza con deportarte.
  8. Amenaza con quitarte tus hijos.
  9. Te acosa en tu trabajo.
  10. Te persigue o hace llamadas repetidamente.
  11. No te deja tener contacto con tus amigos o familiares.
  12. Controla todo tu dinero.
  13. Te prohíbe tomar anticonceptivos.
  14. Te hace sentir culpable de su comportamiento agresivo.
  15. No te deja trabajar.
  16. Es extremadamente posesivo y celoso.
  17. Se burla de ti enfrente de todos.
  18. Te hace quedar mal frente a tus familiares y amigos.

Si te identifias con algunas de estas premisas, entonces es altamente probable que estés sufriendo violencia intrafamiliar, debes tener muy en cuenta que nada de lo que pasa es tu culpa,  tu agresor es el responsable y tú no tienes por que soportarlo. Las drogas, el alcohol y muchas otras variables son tambien causa de este tipo de comportamiento en las personas y pueden incrementar el problema hasta una fase de fatalidad a la vez que tus hijos crecen viendo el mal ejemplo, corriendo el riesgo de que al pasar de los años repetan la historia. No obstante, existen varias medidas que puedes tomar antes que sea demasiado tarde:

  • Toma cualquier amenaza como algo serio. No la pases por alto.
  • Ante una emergencia, llama a la policía o presenta un reporte policial en contra de tu agresor.
  • Pide a tu departamento policial una orden de restricción para que tu agresor no se acerque a ti o a tus hijos.
  • Visita un medico para que verifique las posibles heridas que puedas tener y pídele que te haga un reporte de esto.
  • Toma fotos de tus heridas.
  • Pídele a algún amigo, familiar, vecino o alguien en que confíes que te de soporte y ayuda.
  • Mantén un diario cronológico de todos los sucesos en lo que has estado envuelta y mantenlo junto con las fotos.
  • Busca ayuda en un refugio, grupos de ayuda o iglesia local.
  • Busca información acerca de violencia doméstica por internet, bibliotecas u hospitales.
      Tú como víctima debes tener en cuenta que no estas sola, que no eres la única que pasa por una situación similar, que siempre habrá alguien para escucharte y ayudarte a salir adelante, solo debes tomar la decisión y dar el primer paso. Házlo por tí! Házlo por tus hijos! Pide Ayuda! Habla!

Para mas información, consulta nuestra sección de Lineas de Ayuda.

Gracias por tu comentario: